Escribe todo aquello que este blog te sugiera.
En todo caso, tu silencio será mi compañero.
En la medida en que algo te agrade, interese o emocione, es tuyo.
Aquí, expresamente, quedan anuladas todas las propiedades, licencias, patentes o intereses.

Bienvenidos


widgeo.net

Mis Amigos

martes, 27 de septiembre de 2011

Libélula, Insecto de Otoño...

A principios de otoño es muy frecuente ver libélulas por todas partes. Al parecer el otoño es la época de este tipo de insectos, que aprovechan para aparearse.
La libélula es una bruja montada en la escoba de su propio cuerpo flaco, aterroriza los jardines con sus vuelos de borracha y sus ojos de loca.

12 comentarios:

Laura.M dijo...

Jajajaj...Me ha gustado esta definición!!
Un beso

Juanjo Mediavilla dijo...

Que buena toma. Bien tomada en el momento justo. Esta perfecta de todo.
Un saludo

VENTANA DE FOTO dijo...

Repito el comentario.

¿Con que objetivo la has sacado?
Te lo pregunto porque te ha quedado perfecta.
Un beso
http://ventanadefoto.blogspot.com/

María Beatriz dijo...

Excelente toma!
Me encantó tu descripción de tan bonito insecto!

Saludos cordiales

Hilda R.B dijo...

Truly beautiful.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonita y nitida la dejastes.....me gusta mucho.

Besos

Mariann Lennert dijo...

Beautiful!
Regards
Mariann

Mariette's Back to Basics dijo...

Incredible photo!
Enjoy a nice weekend.
Cariñosamente,

Mariette

MARILENE dijo...

Interessante a maneira como descreveu
a libélula (rss).
Ele pode carregar vassoura de bruxa, mas a foto é encantada.

Bjs.

*Manja* dijo...

Fantastisch!
Liebe Grüße, aus Deutschland,*Manja*

yas dijo...

Wonderful shot!
Thanks your following.

Carme García Lores dijo...

Andrés, una foto increíble. Yo que voy mucho por los bosque, captar una libélula con esa definición y en una toma tan bonita es difícil (yo diría que muy difícil). Para eso hay que estar en el lugar oportuno y en momento adecuado y, sobre todo, tener los ojos y la sensibilidad de los buenos fotógrafos. Enhorabuena por tu blog. ¡Me encanta!. Ah! y lo prometido es deuda.
Una abrazo

Carmen